Filosofía

Mi enfoque es diseñar los espacios interiores de forma más personalizada y profunda, ya que el espacio físico que nos rodea es una parte más de nosotros mismos, existiendo una relación directa entre nuestro entorno y nuestras emociones.

A través del Interiorismo Emocional no solo generamos espacios estéticamente bonitos y atractivos, sino que el entorno se convierte en una oportunidad para generar cambios evidentes y profundos.

Los beneficios de un espacio diseñado bajo los preceptos del Interiorismo Emocional son enormemente positivos para nuestro bienestar y crecimiento personal. Es una herramienta a nuestro alcance que permite convertir un espacio en un lugar que mejore tu energía y te produzca emociones placenteras. Mi objetivo como Diseñadora Emocional es crear ambientes en los que puedas sentirte a gusto contigo y con quienes te rodean, fomentando así los aspectos positivos de tu vida.

El espacio físico dónde habitamos y /o trabajamos nos aporta información de cómo nos sentimos, de cómo nos imaginamos en este momento. Y es aquí, donde leer y entender el paralelismo entre la persona y el espacio físico se hace indispensable, y esa es una de mis labores como Diseñadora y Arteterapéuta.

Scroll Up